paisclandestino01
Foto: Guto Muniz

País Clandestino

Sinopsis

Enmarcado como obra de teatro autodocumental, el proceso de este trabajo no se parece a ninguna de las creaciones que cada uno de nosotros ha llevado a cabo en su país. Partimos de trabajar con lo que tenemos, el tiempo y las herramientas que se nos dan: a veces juntos en procesos de residencias (Madrid y Buenos Aires) , a veces en un solo lugar, a veces a través de Skype o por correo electrónico.

Hemos grabado nuestras conversaciones, nos hemos escrito cientos de emails, y nos hemos dejado mensajes de voz a través del whats upp. Durante las residencias hemos llevado a cabo ejercicios y entrevistas que versan sobre nuestra familia, la herencia política, el viaje o las manifestaciones…etc. entrevistas que se han convertido en material dramatúrgico y escénico.  Hemos entrevistado a nuestras madres, hemos hablado con los hijos que algún día nos gustaría tener, hemos bailado y cantado y hemos recuperado videos y material de nuestra infancia y juventud para crear un puzzle que relaciona nuestra vida con la de nuestro país.

Hemos explorado la idea de testimonio, de memoria y de recuerdo, de su materialización  y su evolución en un mundo digital como en el que se mueve nuestra generación.

La propuesta es un viaje al espectador hacia un país clandestino, el de la sala de ensayo viéndonos trabajar en directo, dirigiéndonos y reescribiéndonos en cada función, en un tiempo particular, el que dura la representación, el aquí y ahora.

Equipo

Concepción y realización: Jorge Eiro, Pedro Granato, Florencia Linder, Lucia Miranda, Maëlle Poésy
Puesta en escena: Jorge Eiro, Maëlle Poésy
Escenografía: Agustina Filipini
Diseño de luces: Matias Sendon (Argentina) , Anna Turra (Brasil)
Creación de video: Marcos Medici

Videos

Fotos

Prensa

Trabajo empático, lúdico, y los espectadores pudimos enganchar con las historias de estos cinco artistas

Crítica completa

Radio Cooperativa, Chile

País Clandestino materializa cada extremo de esta idea donde lo personal es político y lo político es personal y lo estalla en todos los soportes. Sobre el escenario se despliegan nuestras formas actuales de comunicación, la distancia física de un chat y la cercanía simbólica de grafitis estampados en paredes. Son esas propias formas las que constituyen esta propuesta de refugio oculto capaz de resguardar nuestra manipulada sensibilidad en una misma pregunta.

Crítica completa

Farsamag, Argentina

Apelando a una sintética puesta en escena con momentos tan cambiantes como emotivos, aparecerán menciones de guerras, nacimientos, dictaduras, la muerte del padre de uno de ellos, ataques fundamentalistas, la voz de una madre, cacerolazos, marchas de silencio, marchas de indignados, y registros de vida de una propuesta de neto corte biodramático.

Crítica completa

La Nación, Argentina

Los cinco amigos directores de escena y actores de País Clandestino cuentan su vida con una sinceridad conmovedora, mucho amor y una proximidad sorprendente.

(…)

Un diálogo animado sobre la identidad, la herencia artística, la familia, la política y la amistad que les une. Un verdadero compartir.

Crítica completa

Bien Public, Francia

Con una actuación sin pretensiones – en el mejor sentido – “País Clandestino” se enciende en varias ocasiones la luz del público, con quien ha establecido complicidad desde el principio y la reasegura. Así, el espectáculo parece contener en sí la voluntad del desbordamiento del encuentro. Se desborda también la historia: pasando por impresiones infantiles, volviendo a la ancestros, lidiando con cuestiones familiares y políticas muy próximas, la obra termina con deseos de futuro; deseos sobre lo que quizá ni siquiera exista.

Crítica completa

Ruina Acesa, Brasil